Cómo apoyar a nuestros hijos según la neuroeducación
11 marzo, 2018
¿Cómo me comunico con mi pareja?
11 marzo, 2018
Show all

Imagen tomada de: http://www.criandocomapego.com

Como padres debemos estar de acuerdo en ser los formadores de un nuevo modelo de familia en el que ellos,

Imagen tomada de: https://mejorconsalud.com

hijos e hijas se relacionan como seres totalmente iguales merecedores de respeto, socios de un gran proyecto de enriquecimiento y crecimiento llamado FAMILIA, tomando en cuenta que en la casa manda el AMOR, LA UNIÓN FAMILIAR y la FELICIDAD de todos.

Es por ello que muchas veces nos preguntamos ¿quién manda en casa?, y lo más lógico es decir que “los padres”, bien sea por costumbres sociales o por leyes, aunque lo más importante es que como padres fijemos  los límites y deberes de cada miembro de la familia y asumamos la responsabilidad de esos límites y normas, en las diferentes áreas del hogar, incluyendo los horarios de comida, las tareas escolares, salidas de entretenimiento con amigos, etc., teniendo en cuenta que estos aspectos de la vida familiar se deben acordar entre todos.

Imagen tomada de: https://www.guiainfantil.com

Por lo tanto, es importante destacar que la mejor época de la vida, donde se pueden sembrar los valores y la disciplina, es la infancia. Que el trabajo que se logre realizar o inculcar durante los primeros siete años de la vida de un hijo, es lo que queda para toda la vida; y es allí donde debemos hacerles conocer los valores, que los interioricen y  por supuesto que los pongan en práctica, teniendo presente que la primera referencia a este proceso somos nosotros como padre, es decir, que lo que nosotros no hagamos, ellos tampoco lo harán. El ejemplo es la primera reseña que los niños captarán.

Aunque es difícil como padres cumplir el rol de guía por temor a sentirnos rechazados por nuestros hijos, y más en estos tiempos tan tormentos para controlar una familia, bien sea porque nos consideran mandones o no logramos manejar los cambios que ocurren durante su crecimiento, se nos ha hecho una tarea súper exigente donde se requiere:

  • Dar seguridad a los hijos, para que al fijar límites y normas no crean que estarán privados de afecto, sino que se deberán asumir ciertas responsabilidades.

Imagen tomada de: https://psicologiayautoayuda.com

  • Dejar a un lado frases como “Yo soy el que manda en esta casa”, ya que esto no trae buenos resultados, puede ocasionar problemas.
  • Escuchar las ideas o decisiones de cada uno para el bienestar de la familia, siempre y cuando sean con amor y respeto.
  • Lograr acuerdos dependiendo de cada situación.
  • Tomar en cuenta los cambios que vayan ocurriendo a medida que los hijos crecen.
  • Funcionar como un equipo, tener equidad en las tareas del hogar.

 

Escrito por:

Expertoe





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *