¿Cómo trabajar por tu cuenta?
8 abril, 2018
¿Haciendo menos, ayudamos al planeta?
8 abril, 2018
Show all

Imagen tomada de: http://www.cocinayvino.com

Las pesadillas son sueños angustiantes que nos generan miedo y ansiedad, es natural haberlas experimentado a lo largo de nuestra vida.

Imagen tomada de: https://elpais.com

Sin embargo, en la niñez se dan con más frecuencia debido a las grandes dosis de imaginación y creatividad de los pequeños. Algunos padres no saben qué hacer ante esta situación. Queremos darte unas recomendaciones para ayudarte a lidiar con las pesadillas de tus hijos:

  • Tener mucha paciencia, ya que es natural que el niño, algunas veces, no distinga si su sueño fue real o no, lo que puede hacer que se altere mucho.
  • Tomar en cuenta los factores que pudieran desencadenar las pesadillas. Normalmente, los niños durante su crecimiento están expuestos a situaciones de tensión debido a su rápido proceso de aprendizaje. Además, son altamente sensibles a su entorno y algunas situaciones podrían impactar en su imaginación de forma negativa.
  • Evitar reprenderlos usando personajes ficticios como el “coco”, “el mostro bajo la cama” o los fantasmas, ya que esto penetra de manera profunda en su imaginación siendo el motivo de sus pesadillas
  • Evitar que el niño vea programas de televisión con personajes macabros o historias de miedo que puedan asustarlo.
  • Tratar de que el niño no vea programas de acción o juegue videojuegos en las horas previas a dormir, ya que esto estimulará su imaginación y hará que esté más propenso a tener pesadillas.
  • Bañarlo con agua tibia antes de la hora de dormir, de esta forma se relajará y podrá dormir más tranquilo.
  • Si le da miedo la oscuridad, generando pesadillas, instala una lámpara infantil con luz tenue para ayudarlo a dormir y a sentirse seguro.

 

Imagen tomada de: https://www.natursan.net

  • Si le da miedo quedarse solo, acompáñalo y cuéntale una historia para niños antes de que se duerma, de esta forma podrá conciliar el sueño fácilmente y se sentirá seguro contigo a su lado.
  • Cuando el niño despierte de una pesadilla, cálmalo, abrázalo y hazlo sentir protegido. Es necesario que el niño entienda que se trata de un mal sueño y que no es real, algo que deberás explicarle usando el lenguaje adecuado para su edad.
  • Cuando despierte de una pesadilla, dale alguna infusión o leche caliente para ayudarle a relajarse y que vuelva a retomar el sueño.

Si ves que estos episodios de pesadillas son muy frecuentes y empiezan a afectar su descanso, su concentración y la convivencia familiar, es conveniente contactar con un especialista para atender las tensiones y miedos del niño de forma efectiva. Recuerda que en Experto-e contamos con profesionales calificados que te podrán ayudar antes esta situación.

 

 

Escrito por:

Expertoe

 






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *