LOS ABRAZOS POSITIVOS Y NEGATIVOS TIPS PARA ABRAZAR
24 junio, 2018
Etapas para superar una separación
30 junio, 2018
Show all

El amor está compuesto por muchos aspectos y no se me hacía fácil escribir sobre uno de ellos, lo primero que me llegó a la mente despertando mi niña interna enamorada fue la imagen de una etapa de mi infancia protagonizada por un álbum de estampitas coleccionables, cada una de ellas impresa con imágenes sencillas acompañadas de frases simples que nos recordaban lo fácil que es  expresar ese gran sentimiento en cada acto de cotidianidad. «Amor es ver la tele juntos», «Amor es encontrarme con su mirada», «Amor es preparar su plato favorito».

Conversar con amigos y familiares parecía darme cada vez más elementos para crear un buen artículo  sobre el amor: «amar es respeto», «la clave del amor es la comunicación», «La fidelidad es la base del amor», » tienes que amarte a ti mismo primero para poder amar a alguien más», «el amor es verdadero si es incondicional «. La lista comenzaba a hacerse cada vez más larga cuando repentinamente una imagen interior me alumbró el camino. Ahí estaba al aire libre y entre flores María tomando de las manos a  Pedro y aceptándolo como su esposo en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad, para toda la vida; ….»Aceptas tu?»… Esa era la clave!!…

Esa pregunta que marca el gran día y que respondemos automáticamente tiene la clave para hacer de la relación de pareja un verdadero culto al amor. Respondemos: «Si, ACEPTO» aunque muchas veces no estamos aceptando.

No aceptamos al otro, intentamos cambiarlo y amoldarlo a nuestro ideal de amor.

Es así como María comienza a pensar que si Pedro no es capaz de cambiar por ella, entonces no la ama, la dejó de querer, y ya no le gusta, Pedro comienza a pensar que María está de mal humor por algo que él le hizo,  cuando en realidad María está  de malas por algo que ella está dejando de hacer: No está  aceptando a Pedro tal  como es, Pedro tampoco la acepta y comienzan a resignarse y a conformarse con lo que cada uno tiene del otro.  Comienzan así los problemas, el malestar dentro de una relación donde podríamos sentir  que estamos «sacrificándonos» a cambio de muy poco o de nada, pensamos en  cambiar para que la otra parte esté bien, pero nos sentimos mal con nosotros mismos, nos frustramos en los intentos por cambiar a nuestra pareja y nos vamos alejando, comportándonos  como la niña malcriada que quiere toda su colección de estampitas y que ahora solo  nota la falta de  esa que dice  «amor es un fuerte abrazo», «amor es un chocolate sin motivos», «amor es que te tomen de la mano» se nos olvida que a un lado quedaron las otras estampitas que en algún momento nos  hicieron sentir mariposas y  menospreciamos otras demostraciones de amor  esperando los cambios que nos “harán felices».

Amar es simple porque estamos hechos desde el amor. El amor es nuestra esencia, se ama con libertad, se ama como te amarías a ti mismo, sin juicios,  disfrutando de cada momento juntos y enamorándote de cada sonrisa, de cada brillo en los ojos de la persona amada. Más allá de cambiarte a mi conveniencia decido aceptarte. Yo acepto tu familia, tu pasado, tus gustos, tus cualidades y cada detalle en ti que no es de mi completo agrado pero que al colocar en una balanza se hace minúsculo ante todo lo demás que representas para mí, acepto que hay ciertas cosas en mí que no van a gustarte y acepto la manera en la que podrías reaccionar ante ellas. Amar es aceptar y cuando nos aceptamos le abrimos la puerta a la incondicionalidad que representa amar desde la certeza de que estás siendo correspondido.

Para conseguir el éxito en la relación de pareja solo debemos aceptar, sin resignaciones, sin conformismo. Aceptar hasta el punto donde tu felicidad no se sienta comprometida porque tal vez lo que corresponda aceptar en algunas relaciones es que llego el momento de amarnos a nosotros mismos y tomar otro camino.

 

 

 

 

Escrito por:

Lolimar Giménez

Expertoe

 

 

 






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *