Infidelidad

El Perdón: Sanar para Avanzar
21 octubre, 2018
La Dependencia
28 octubre, 2018
Show all

 

Recuerdo un vídeo que llegó a mis manos sobre la infidelidad. ¿Por qué engañamos en la relación de pareja? y  ¿por qué incluso la gente que es feliz en la relación de pareja engaña? ¿Qué es ser infiel?

No entiendo aún, cómo una valiosa conferencia sobre este tema ¨tabú”, puede llegar a las manos de todos gratis.

Esta mujer, calificó la infidelidad, más bien, explicó, los momentos de la vida en los que la infidelidad puede aparecer, sin esperarla.

Igualmente, transitó por todo lo que puede ser llamado: ser infiel.

Ser infiel, no es algo que se busca, es algo que “ocurre”. Entonces la pregunta es, ¿por qué ocurre? o ¿cuándo ocurre?

Ella citaba, una causa en particular que fue la que más llamó la atención: “pérdida de un ser querido”.

Se refería al a muerte y no precisamente de la pareja. La muerte de alguien muy importante para la persona que se hace infiel.

Si seguimos desarrollando la idea de ¿por qué?, no es difícil darse cuenta, que si alguien que llenaba nuestra vida nos deja, queda un vacío muy, muy profundo en nuestro ser.

¿Y por qué no llenarlo con nuestra pareja?

No tengo la respuesta. Seguramente, porque esa persona que partió, era también muy importante para esa persona que quedó con ese agujero tan grande en su alma.

¿Qué es la infidelidad? ¿Un encuentro sexual casual, una llamada, tener un acto sexual con otra persona de carne hueso o a través de una llamada telefónica, enamorarse  nuevamente?

El libro “Impossible Love” de Jaun Bauer explica, cómo la gravedad de la infidelidad no es haber tenido sexo con otra persona fuera del matrimonio o vida en pareja. Lo realmente imperdonable es  “enamorarse” de esa otra persona.

Pone como ejemplos, lo fácilmente que los personajes políticos son “perdonados”, cuando se disculpan por haber tenido una “affair”, más son culpabilizados de por vida, cuando lo dejan todo por amor (ejemplo cercano de Carlos y Camilla en el Reino Unido).

Escribir sobre la infidelidad, hace que los dedos del teclado se detengan una y otra vez. ¿Cómo decir que es bueno o malo ser infiel?

Una vez más, creo que la infidelidad ocurre, se atraviesa sin darnos cuenta y casi toca nuestra puerta.

¿Podemos decir que ser infiel es igual a llenar un vacío? Casi me atrevería a decir que si, para quienes son románticos empedernidos.

Lo peligroso de haberse quedado vacío de un día para otro, es que casi cualquier cosa puede apoderarse de nosotros para darnos ese aire que se llevó ese ser amado.

Ahora, la pregunta es ¿puede el amor con la persona con la que somos infieles,  durar para toda la vida?

Creo que si la pareja fuera del matrimonio, se convierte en la nueva pareja de la persona “infiel”, esa magia de los primeros meses morirá y nuevamente el vacío aparecerá.

Es por eso, que en mi opinión, infiel significa, “estoy vacío de y llenarlo con una  persona que no es nuestra pareja”.

Alguien muy sabio me dijo, que la peor infidelidad, era ser infiel a uno mismo.

Esto lo hacemos día a día una y otra vez. Y esta infidelidad a nosotros mismos, es sin duda, la que nos hace estar más lejos del amor. Así, somos susceptibles a ser  atrapados, por cualquiera que nos dé al menos un poco de amor.

Entiendo que si las dos partes de la pareja no sé descuidan a sí mismos, ni al otro, ni un solo instante, puede vivirse y alimentarse incluso de las propias crisis.

Si cada miembro de la pareja, una vez que aparecen los hijos, que en mi opinión, son el primer elemento distractor del matrimonio, se dedican cada uno, a su propio “hobby” y no crean espacios comunes, eso hará, que esas cosas, que permiten a ese miembro de la pareja, ser auténticamente feliz, por alguna hora a la semana, acabarán creando un mundo propio, en el que cada vez habrá menos espacio para el otro.

Siento que los hombres, en especial, son capaces de vivir así toda la vida. La mujer, por su esencia sensible, es la que echa más de menos, esos primeros besos tiernos y dulces de los primeros días.

Tal vez, si no aparece nadie que llene esos vacíos, vivirán así, por el resto de los días, compartiendo obligadamente, cuando los amigos comunes hagan que a la fuerza, deban reunirse en familia.

Sin embargo, si el vacío es demasiado grande y aparece, “milagrosamente” un ser que necesita de su amor o quien tiene amor para brindarle, estará a la puerta de la infidelidad.

¿Por qué somos infieles? ¿Por qué lo hacemos? ¿Por qué, cuando esa manzana prohibida se acerque a nuestra boca, no la rechazamos y aprovechamos para gritarle a nuestra pareja?: Aquí estoy, ¿te has olvidado de que existo?

No lo sé… Creo que la infidelidad ocurre de manera callada, sin que nada se prepare para que pase…la fidelidad no se busca, aparece…

Por eso, no te descuides. La pareja es como una planta. No hay nada que diferencie de ella. Si dejas de regarla….morirá…

 

 

Escrito Por
Expertoe






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *