Jugo Verde… para Recuperar la Salud y la Vitalidad
24 julio, 2019
Estilo de vida saludable, ¿cómo lograrlo?
25 julio, 2019
Show all

El propósito de nuestros lectores, es casi sin duda, comenzar una alimentación sana. En muchos casos además, el factor decisivo o lo que más nos empuja a hacerlo es recuperar la línea y la dieta detox está muy de moda y es un medio para conseguir lo que queremos (estar delgados) de una manera muy rápida. Sin embargo, lo que rápido se consigue, rápido se pierde.

El propósito de nuestros lectores, es casi sin duda, comenzar una alimentación sana. En muchos casos además, el factor decisivo o lo que más nos empuja a hacerlo es recuperar la línea.

Les recomendamos, no pasar por encima de su niño interior en lo relacionado con el objetivo de perder peso.

La dieta detox,  debe hacerse con moderación  y siempre desde la compasión y el respeto hacia uno mismo.  No por ir más rápido voy a llegar a la meta antes.  Más que hacer cambios bruscos,  lo más importante es hacer cambios de conciencia  y empezar a ver el alimento como nuestra medicina,  como algo que nos nutre, que nos proporciona vitaminas, minerales, energía y todo lo que necesitamos para vivir y no solo,  algo que proporciona  satisfacción sensorial . Los cambios,  hay que hacerlos de una manera calmada (con moderación),  pero también,   sostenida, porque de nada sirve,  empezar con cosas muy drásticas que a la semana,  vamos a abandonar, porque están siendo un castigo.

Con respecto a  los jugos verdes, se puede utilizar una fruta cítrica, puede ser maracuyá o piña y combinarlas con  hojitas verdes como, berros, acelga, espinaca,  colocarle pepino, chayota y a veces zanahoria o remolacha, también  jengibre,  que ayuda tonificar  el sistema inmunológico; a veces podemos usar  manzana también. Nuestra recomendación, es tomarlo una vez al día, por la mañana o por la noche.

Tomar mucha agua,  para que el cuerpo empiece a depurar las toxinas es clave en la dieta detox.

En la mañana,  se puede tomar  un vaso de agua con limón y una cucharadita de bicarbonato pequeña,  para estabilizar el pH, porque el pH se acidifica, se vuelve más ácido por  los excesos en la ingesta de proteínas, es decir, mucha carne, mucho pollo, mucho pescado,  mucho, queso, o también mucho alimentos con azúcar. Esto, acidifica el pH y las células de nuestro cuerpo,  no trabajan de manera adecuada,  en un medio ácido, porque ellas,  necesitan para trabajar en óptimas condiciones,  un medio anaeróbico y para eso es necesario que el pH sea alcalino.

En las mañanas, recomendamos,  tomar frutas variadas, por ejemplo, papaya, plátano,  mora, fresa.

Una idea es mezclar avena (2 o 3 cucharadas), ajonjolí (1 o 2 cucharadas) y chía. La chía puede ser mezclada con agua en proporción de 5 veces agua, lo que se pone de chia (una cucharadita es suficiente). Esta mezcla hace que la chia se hidrate y crezca. Si se mezclan todas estas semillas, puede ponerse, además del agua para la chia, unas 5 cucharadas de agua (cada uno puede hacerlo a su gusto, menos o más espeso) .Si mezclamos todos estos ingredientes, veremos que toma la textura de un huevo batido. A esta mezcla se le ponen las frutas, un poquito de miel, unas gotas de limón y tenemos un sano desayuno, para comenzar el día, alimentando y limpiando nuestro cuerpo.

A lo largo del día, recomendamos,  consumir vegetales verdes y no verdes. Los vegetales vedes son pepino, brócoli, acelgas, espinacas, chayotas, berros, calabacines, espárragos. Y los vegetales no verdes, calabaza, zanahoria, remolachas, berenjenas, el repollo morado, la cebolla.

Recomendamos consumir los vegetales,  en forma cruda,  en la medida de lo posible, en ensaladas pero también como zumos.

Si no  se quieren consumir crudos, también se pueden hacer al vapor o salteados pero en la medida de lo posible,  crudos,  para que conserven todos sus propiedades de vitaminas y minerales. También recomendamos,  el consumo de frutas por lo menos,  tres veces al día, al igual que la  fibra, que está presente  en la fruta y en los vegetales, y cereales integrales como avena y arroz integral. Para las personas que pueden comer trigo,  la harina integral, el maíz integral, contienen fibra. También están,  en los tubérculos como el casabe, en los granos como arvejas, lentejas, judías negras. El consumo de fibra hace,  que se forme un buen bolo fecal y se pueda evacuar en forma abundante.

Se recomienda también,  masticar despacio, seis veces de un lado, seis veces del otro lado y luego tragar.  Cenar temprano es esencial: lo ideal es antes de las 8 de la noche, porque el cuerpo necesita la noche, para  depurarse. Si  cenamos muy tarde, el organismo emplea la energía para  ingerir y asimilar los alimentos y el proceso de depuración se hace con mucha dificultad.

Una de las cosas que se recomienda,  cuando se está en procesos de limpieza, es no  utilizar,  en una semana como mínimo para  eliminar todo lo que venga de origen animal (pollo, queso, pescado, leche, yogurt, huevos ) y consumir solamente frutas, vegetales, tubérculos como ocumo, batata,  papa, yuca, las legumbres (judías negras, lentejas, arvejas, las semillas ( nueces, anacardos,  almendras, ajonjolí, linaza) . Igualmente, recomendamos los champiñones.

Beber mucha agua durante todo el día es clave para este proceso de dieta detox.

Con una semana de la dieta detox,  se conseguirá  limpiar el hígado y el cuerpo en general. Los riñones comenzarán a trabajar mejor también.

Para cerrar, repetimos lo que dijimos al comienzo de este artículo: les recomendamos no hacer dietas no moderadas, sin compasión con nosotros mismos.

Se trata de aprender a usar los alimentos como un medio de sanación y cuidado de nuestro cuerpo. Este aprendizaje es un proceso en el que poco a poco, vamos descubriendo y tomando conciencia de cómo nos sentimos con esta nueva manera de alimentar a nuestro cuerpo. Esta toma de consciencia, hará que nuestro cuerpo, progresivamente, comience de manera inteligente e intuitiva,  a no consumir lo que le hace daño y por el contrario, a darse amor y acariciarse con todo lo que le hace sentir liviano, enérgico, feliz y conectado con el todo.

 

Escrito por:
Médico Nutricionista Liliana Labarca
Expertoe

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *