fbpx
Facilitadora de Nacimiento. Compañera inolvidable
26 septiembre, 2020
¿Qué es el reiki?
17 marzo, 2021

Emprender es para mí

Nuestra familia y el sistema educativo generalmente no nos enseña que emprender sea para nosotros.

Todo, incluyendo el lenguaje de nuestros profesores, apunta más a que debemos graduarnos con buenas calificaciones para obtener un buen cargo en una empresa importante, ojalá una transnacional, y ganar un buen sueldo que nos permita lograr nuestros sueños –o los de la sociedad-: Una buena casa, un buen carro, familia, etc.

Se descarta casi de plano la posibilidad de ser independiente, montar tu propio negocio, generar empleo. Es como que si emprender y tener éxito fuese una cosa de pocos.

Lamentablemente, cuando no crecemos con ejemplos cercanos de emprendimiento,  lo vemos como más complejo e imposible para nosotros.

Es por eso que yo creo firmemente en que el sistema educativo debe implicarse en hacer más cercano el mundo del emprendimiento para los jóvenes. Pero eso ya es un tema del que hablaremos en otro momento.

En vista de todo lo anterior, el deseo de ser emprendedor puede estar muy oculto en nosotros, debajo de todas las capas de pesimismo, falsas creencias, tener dinero y en muchos casos,  hasta falta de merecimiento.

Es cierto que ser emprendedor no es fácil. Se han publicado investigaciones completas sobre las características que debe tener ese “Ser casi extraterrestre”.

Pero si observamos bien, nuestro mundo está rodeado de emprendedores. Desde los dueños del pequeño supermercado de la esquina, los de la farmacia, la tienda de mascotas, el zapatero, hasta los del Mall más cercano, el de la aerolínea, etcétera, lo que tienen en común todos ellos es que tuvieron un sueño, una visión, dieron los pasos necesarios y concretaron ese sueño donde tú y yo vamos a diario a satisfacer nuestras necesidades.

¿Es tan difícil entonces? ¿Si ellos lo hicieron, puedes tú también lograrlo?

Bueno, si aún tienes dudas de que puedes, tendrás que empezar por revisar qué te decían en tu hogar cuando eras tan sólo un niño sobre el dinero, sobre los empresarios, sobre emprender.

Y si encuentras frases o creencias negativas comienza sustituyéndolas por frases positivas que te empoderen como un ser humano capaz de lograr eso que deseas.

Existe mucha controversia sobre si el emprendedor nace o se hace. Si me lo preguntan a mí, creo que algunas personas nacen con una pasión que luego de descubrirla los conduce durante toda su vida. Como sucede con el arte, el deporte, la música. Pero también aprendemos por imitación, por el ejemplo, por necesidad, por voluntad propia. De allí, que todos podemos ser emprendedores.

¿Eres tú un emprendedor? No lo sé. ¿Hay una llama dentro de ti que te conduce a tu sueño? De ser así, muy probablemente eres uno de nosotros.

¡Si necesitas ayuda para saber cómo afrontar esta montaña rusa de emociones que conlleva emprender, comunícate con nuestro equipo de expertos y ellos te guiarán en este arduo y retador camino hacia el éxito que tanto deseas y VAS A LOGRAR!

Colleagues giving a fist bump Free Photo

 ¿Por qué emprender?

La principal razón por la que la mayoría de las personas deciden emprender es porque buscan la libertad de dirigir su tiempo y su esfuerzo. ¿Para quien no sería agradable poder manejar el tiempo en el que trabaja usualmente, además de disfrutar de un proyecto personal que le apasione? Incluso, divertirse mientras lo hace y a la vez que su negocio crezca y se fortalezca día a día.

Para ser un poco más explícitos, hay que  decir que las razones por la cuales una persona decide emprender un negocio son: INDEPENDENCIA Y LIBERTAD.

Luego, entiendes que más que razones monetarias, te terminas enamorando de lo que estás creando, porque es algo tuyo, producto de tu esfuerzo y constancia y te terminas fiando de las grandes cosas que puedes llegar a hacer y de las que eres capaz.

¿Cómo emprender?

Lo más importante que se debe saber cómo emprendedor es que no se está solo y que existen muchos tipos de emprendimientos; y que sin importar cuál sea el tuyo, lo más importante es tu perseverancia, no desmayar en el intento, pero también, buscar ayuda de aquéllas personas que ya han transitado este camino y que conocen las herramientas necesarias para poder llevar a cabo un emprendimiento.

Existen diferentes tipos de emprendedores y en diferentes áreas.

Todo aquel que tenga un sueño, un empeño, una obra y luche por conseguirlo y no desfallezca ante las adversidades, es un Emprendedor.

 ¿Qué debo saber para comenzar a emprender?

Cuando decides iniciar con el gran sueño de emprender es importante que tengas claro algunas pautas para saber que este proyecto es realmente el que deseas. Debes conocerte, tener claro cuáles son tus propósitos, autoevaluarte, saber para qué eres bueno/a y sentir que eso es realmente lo que te apasiona.

Posteriormente debes buscar ideas de negocio que vayan de la mano con aquello  que te apasiona y validarlo a través de un PLAN DE NEGOCIOS, que no es más que un mapa de ruta que debes redactar para iniciar tu proyecto.

Éste  te indicará cuáles son los pasos a seguir para llegar a donde deseas, estableciendo metas a corto y mediano plazo que sirvan de referencia para saber si vas por un buen camino.

Aun cuando lo más probable es que el Modelo de Negocio pueda sufrir modificaciones durante su implementación, es necesario plasmar las ideas sobre papel.

“Carecer de un plan de negocios es una de las causas de fracaso de cualquier proyecto ¿Qué esperas para hacer el tuyo?”

 ¿Qué se debe hacer para emprender?

Usa el tiempo que tienes disponible.

  • Identifica una idea de negocio.
  • Valida tu idea de negocio.
  • Encuentra un nombre comercial.
  • Haz un plan de negocios.
  • Comprende las finanzas del negocio.
  • Desarrolla tu producto o servicio.
  • Elige una estructura empresarial.
  • Investiga sobre licencias y regulaciones.
  • Selecciona tus sistemas de software.
  • Encuentra una ubicación para tu negocio.
  • Planifica la carga de trabajo y el tamaño del equipo.
  • Abre tu negocio.

¿Qué NO se debe hacer para emprender?

  • Enamorarnos de nuestra idea.
  • Tener un exceso de optimismo.
  • No tener un prototipo para medir el interés del mercado.
  • Falta de planificación e investigación de mercado.
  • Empezar con deudas o no incluir los pagos en el flujo de caja.
  • Exceso de dinero.
  • Altos costes de arranque.
  • Perder el foco del mercado y sus necesidades.
  • No saber cuál es la propuesta de valor.
  • Falta de seguimiento y servicio al cliente.
  • Más de lo mismo.
  • No pensar en el marketing.
  • Desconocimiento de las obligaciones fiscales.
  • Emprendedor de tiempo compartido.
  • Mezclar la administración del negocio con la del hogar.
  • El Emprendedor Todero y Solitario.
  • Invertir y dejar en manos de nuestros socios el negocio.
  • Diferencias entre los socios.
  • No tener claro la misión, la visión y los valores de la empresa.
  • Crecer demasiado rápido.
  • Falta de conocimiento de sí mismo.

¿Qué te paraliza y no te permite lograr tus objetivos?

En este video, nuestra Coach en emprendimiento, Zulybell Rodríguez, te explica cómo salir de esa parálisis, cómo afrontar el miedo y qué hacer para lograr reinventarte.

 ¿Cuándo emprender un negocio?

Cuando se quiere emprender se tienen demasiadas dudas y queremos encontrar todas las respuestas a través de escritos o vivencias de otras personas.

No hay un tiempo específicamente determinado para saber cuándo es la mejor oportunidad para emprender tu negocio. Siempre existirán excusas o razones por las cuales te digas a ti mismo que no es el momento indicado; bien sea el capital, la experiencia, el personal o simplemente la inseguridad.

Siempre habrá un PERO delante de cualquier posibilidad y que es posible el fracaso, PERO también es posible el éxito.

Es por esta razón que el momento de emprender es siempre ¡AHORA!,

Debes tener en cuenta que, si hay algo que no se recupera jamás, es el tiempo; y AHORA, es el tiempo de ser exitosos o de fracasar para aprender de estos fracasos y seguir adelante!

Recuerda que en temas de emprendimiento siempre encontrarás obstáculos que te servirán como experiencias en tu emprendimiento y es importante tomar estas experiencias para sobrellevar tu negocio.

Es importante mencionar que tu emprendimiento comienza desde el momento en el que te visualizas en él, en el momento en  que comienzas a investigar y a prepararte para poder llevarlo a cabo.

 Edad para emprender

Diversos estudios han determinado que la mejor edad para iniciar un emprendimiento es entre los 35 y 38 años porque ya se ha acumulado una cantidad de experiencia tanto laboral como cotidiana.

Aunque existe mucha diversidad en estos criterios y no es un secreto para nadie citar algunos grandes emprendedores como Mark Zuckerberg, Bill Gates o Serguéi Brin, quienes comenzaron sus emprendimientos a muy corta edad.

A ciencia cierta no hay una edad específica para decir que es la mejor para emprender, pero sí es bueno tener experiencias, vivencias y conocimientos de algunas áreas de trabajo, así como tener bien definido qué es lo que te apasiona.

Otros expertos expresan que una buena edad para emprender es en la juventud; y no precisamente porque el emprendimiento vaya a ser exitoso, sino porque al salir de la universidad ya estos pequeños emprendedores tendrán 10 años de experiencias que pondrán en práctica con conocimientos ya adquiridos que le servirán para sus nuevos emprendimientos.

Podríamos concluir diciendo que: Más allá de la edad, el mejor medidor para saber el momento ideal para tu emprendimiento son tus vivencias, intentándolo y perseverando con la conciencia que no siempre serán positivos los resultados, pero sí las enseñanzas para seguir avanzando y aprendiendo.

Lo más importante que debes saber es que, aunque no sea un camino sencillo, la perseverancia y la convicción de saber lo que quieres junto con la vocación y la motivación, siempre te impulsarán a seguir adelante y a concluir tus proyectos.

 Sectores dónde emprender

Luego de evaluar el por qué “emprender es para ti”, es normal que se vengan a la mente muchas interrogantes y la preocupación de no saber por dónde iniciar o si es correcto el camino y la decisión del producto o servicio que se va a ofrecer.

A continuación  te explicamos cuáles podrían ser algunos sectores claves  para emprender y algunas consideraciones pertinentes que han de observarse.

  • Siempre s debe evaluar el público al cual te estas dirigiendo con tu producto o servicio, y corroborar que tiene necesidades o problemas por resolver y que dichos problemas los puede satisfacer tu producto o servicio
  • Investigar si el Nicho al cual te estás dirigiendo cuenta con beneficios tributarios o incentivos gubernamentales. Siempre es bueno indagar un poco en los temas legales de Registro y Permisología, puesto que ello puede convertirse en una gran piedra de tranca.
  • Verificar que el producto o servicio elegido por ti te permite ser innovador.
  • Si tienen un mercado amplio, con potenciales compradores que permitan un remonte rápido y satisfactorio para tu emprendimiento.
  • Un buen punto a favor es que no tengas muchos competidores.
  • “Aun” así, recuerda que es normal que una vez  que arranques con un emprendimiento vengan personas con ideas similares o que simplemente vean el mismo potencial que tú vistes en dicho emprendimiento.

Bien, si no te encuentras totalmente claro en cual es el mejor sector para invertir según las necesidades y el servicio o producto que estas ofreciendo, te recalcaremos un puto clave elige un sector al alza donde la demanda sea alta y la competencia escasa. De esta manera multiplicaras tus posibilidades de éxito.

Hoy en día para nadie es un secreto que el futuro esta en los trabajos digitales y así el servicio que prestes sea presencial necesitaras de estas herramientas para impulsar tu negocio. Por otro lado, algunos especialistas aseguran que un buen negocio donde invertir es el relacionado a los niños y la tercera edad, la energía renovable y el reciclaje. Estos son los negocios más rentables para emprender actualmente.

Group of people working out business plan in an office Free Photo

Emprender o estudiar

Para los emprendedores más jóvenes este siempre será un dilema. Y es que un título universitario no te asegura el éxito, pero el no tenerlo tampoco.

Aunque si observas las cosas de una manera objetiva, el estudio es también un tipo de emprendimiento y aunque no va dirigido netamente a la parte económica, se refiere al esfuerzo que hace una persona por obtener aquello que tanto desea y que a pesar de los obstáculos no cambia su meta, sólo cambia de estrategias para seguir adelante.

Así mismo lo hace un buen emprendedor; y básicamente no se trata de si emprender o estudiar, se trata de tus verdaderas posibilidades y de los objetivos que te hayas trazado lograr.

Recuerda que estudies o no, esto no garantizará el éxito de tu emprendimiento, pero sí abrirá una puerta y te especializarás en un área que puede servirte de ayuda en tu negocio o emprendimiento.

Al final, serán conocimientos adicionales que podrás poner en práctica y que servirá para el desarrollo de tus ideas.

 

Autor: Irulú Larbarca

 

Si deseas obtener ayuda para emprender no dudes en agendar una consulta con uno de nuestros expertos

Solicita una consulta aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *